6 CONSEJOS PARA HACER UNA WEBSERIE

Aunque tengo ya unos cuantos cortometrajes a mis espaldas, nunca me había enfrentado al reto de hacer una webserie. En esencia es lo mismo, pero no. Requiere muchísimo más tiempo, trabajo y esfuerzo. No se trata de organizarlo todo para un fin de semana y luego montarlo en tu casa. Con ‘Cómo Conocí a la Chica de Ludisoft‘ ya llevamos dos meses de rodaje, y es que son unos 80 minutos de webserie. Sí, un huevo. Y algo así te hace espabilar y coger experiencia a una velocidad demencial, por muy amateur que sea todo. Aquí van algunos consejos que he ido aprendiendo durante la preproducción y el rodaje.

1) GUIÓN: lógicamente, como todo proyecto que se precie, empezó por una idea. En cualquier curso de guión os dirán que no empecéis jamás un guión por un título que os haya parecido gracioso. Pues es fue exactamente lo que hicimos Sandra Cobo y yo cuando comenzamos a escribir ‘Cómo Conocí a la Chica de Ludisoft’. A partir del título fuimos imaginando toda la historia.

Y aquí es donde verdaderamente tienes que cambiar el chip con respecto a los cortometrajes. Cada episodio es un cortometraje, pero tiene que tener continuidad. Y lo más importante y donde pecan la mayoría de webseries que he visto, es que en el primer episodio no pasa absolutamente nada. Es como una larga, muy larga introducción que se queda a medio camino. Aquí, sólo nos permitimos 4 minutos de introducción y después ya empieza la trama del episodio.

Finalmente, respecto a la duración de cada episodio, nuestra meta es que no lleguen a 10 minutos. Esto es como los precios. Un 9’95 es siempre mejor que 10 euros, no da tanta pereza. Aunque es probable que nos pasemos en alguno, pero mientras haya fidelizado bien con la audiencia en los dos primeros, el resto ya no importará tanto.

Captura de pantalla 2014-10-21 a la(s) 23.29.26

2) EQUIPO Y ACTORES: Sandra y yo estudiamos nuestras carreras fuera así que, aquí en Bilbao, no teníamos mucha relación con gente audiovisualera. Gracias a que dirigí un corto para una escuela de cine de Bilbao, ‘Masacre‘, comencé a conocer gente. Uno de los actores, Yeray Gómez, era el candidato perfecto para protagonizar la webserie. A eso se le unió un amigo nuestro y decidimos reunirnos los cuatro para buscar más actores. Yeray conocía a muchísima gente y prácticamente el resto del reparto salió de él. Y con el resto del reparto nos echó una mano Charly Urbina, quien hace de padre en la webserie.

Twitter también nos sirvió y el “–Tengo un amigo que… –Pues tráetelo” fue cojonudo. Así conseguimos a Carolina Bugallo, para que nos ayudase con la producción, y a Aintzane Sánchez, técnico en iluminación y sonido. Nuestra intención era reclutar un buen equipo de técnicos, con material propio. Con la iluminación tuvimos suerte, pero nuestros intentos de conseguir alguien con una cámara buena y su micrófono correspondiente fueron un fracaso absoluto. Faltaban días para comenzar el rodaje y aún no teníamos nada. Había decidido rodarla con una handycam que tampoco era muy buena pero que me había acompañado en mis primeros cortos y a la cual tenía mucho cariño, pero viendo que esto iba a ser algo gordo decidí invertir. Así que me compré una cámara pepino y un micro pepino también. Y, joder, la mejor inversión de mi vida.

Porque eso sí, si vas a hacer algo de esto, presupuesto cero por mis cojones. Es complicado grabar una webserie durante meses sin gastarte dinero, ya sea en transporte, catering etc. Aquí mi aita nos ha salvado el culo en más de una ocasión. Eh, nuestros catering… ¡flipantes! No hemos reparado en gastos.

Por cierto, último consejo sobre dinero. No digáis que vuestra webserie es “presupuesto cero”, porque aunque a ti te parezca que quieres decir “mira qué bien administro recursos para no gastarme un duro” a lo que realmente suena es a “mira qué cutre es esta mierda” y eso echa a gente para atrás. Ya hay demasiadas webseries “presupuesto cero”, evita ser una más.

3) PLANIFICACIÓN: conforme Sandra y yo escribíamos algunas escenas decíamos “¿Cómo cojones vamos a rodar esto?”. Nos dejamos llevar un poco por la ilusión hasta que llegó el día en que nos preguntamos en serio “Vale. Ahora, ¿de dónde sacamos un cine para grabar? ¿Y una discoteca? ¿Y una cafetería? ¿Y una clase de universidad? ¿Y en el metro de Bilbao? ¿Y en un restaurante chino… con chinos?”. Y sí, es complicado, pero nada que entrar en sitios y hablar con gente no pueda arreglar. Llamad a muchas puertas y dad el coñazo. Decid que va a salir en la tele. O, en el caso de lugares públicos como el metro, decid que es “un vídeo de uso personal”, porque de otro modo os harán pagar o, directamente, no os dejarán entrar con la cámara. Después de haber grabado en todos esos sitios y salir victoriosos, ahora sólo nos queda grabar en el cine, que casi está organizado, así que ya veréis el resultado final en la webserie.

Mi consejo aquí es que os arriesguéis todo lo que podáis. Complicaos la vida porque es la única manera de ir subiendo peldaños; y luego eso se ve en el resultado final y queda genial. En serio, esta clase de cosas marca la diferencia entre una webserie con swag y una simplona.

También la variedad de escenarios hace que la webserie resulte mucho más atractiva. En esta podréis ver diferentes lugares de Bilbao y, a la gente de aquí, le hace mucha gracia poder reconocer esos lugares. También hay mucha variedad de personajes que tienen breves intervenciones; contando también con algunos cameos como Gurutze Beitia o Las Fellini.

Aparte de eso, y muy a lo Hitchcock, en cada episodio habrá una bolsa de ‘Marga’s Moda‘ escondida en alguna esquina, que podréis buscar. Es probable que sorteemos alguna cosilla para el buscador más rápido que comente su localización. Y en un episodio (espero que sólo en uno) también me podréis encontrar reflejado en un cristal. Sí, es un epic fail, pero bueno, mejor que quede como un easter egg cachondo.

Más cosas de la planificación: el vestuario y maquillaje. Nosotros tenemos cinco personajes protagonistas, cada uno con su estilo propio, y que salen bastante en cada uno de los ocho episodios. Y claro, hay que mantener un racord con el orden de escenas y demás. Luego lo explicaré, pero como en los cortos, no se rueda nada por orden cronológico; rodamos por disponibilidad de localizaciones o de actores. El caso es que tuvimos que hacer un documento como este.

Captura de pantalla 2014-10-14 a la(s) 16.24.08

Y finalmente están los calendarios, con los que muchas veces he tenido pesadillas. Pero es algo normal. Y jodido. Es un rompecabezas. Diez personas más o menos tienen que coincidir entre sus clases, sus trabajos etc. para estar juntas un par de horas y grabar una escena. Tienes que tenerlo todo planeado al menos dos semanas antes del rodaje, porque si no puede ser un caos. Y hemos tenido algunas situaciones de crisis de ponernos muy nerviosos, pero al final todo ha salido bastante bien. Tuvimos suerte de rodar casi todo entre agosto y septiembre, cuando la gente estaba más libre. Eso nos ha salvado del caos. Ahora tenemos que ir más poco a poco.

Consejo: usa grupos secretos de Facebook. Uno para producción y otro para todos es la fórmula que usamos nosotros y nos ha funcionado.

4) RODAJE: la parte más divertida y la parte más mortal. Algunos días teníamos una hora para rodar muchos planos. El reloj iba a toda leche y no nos daba tiempo. Una de nuestras crisis ocurrió el primer día de rodaje. Teníamos una casa durante 3 días solo para nosotros, la casa de nuestro protagonista, y teníamos unas diez escenas para grabar durante esos tres días. Lo repartimos para que no fueran muchas horas de trabajo, sin embargo a una de las actrices la contrataron para un trabajo y al día siguiente no podía grabar. Y ella salía en 6 de las 10 escenas. El segundo día nos dedicamos a grabar todo lo que podíamos de esas escenas para falsearlo al día siguiente. Y al tercer día grabamos ya con todos, pero quedaba tanto que no salimos de allí hasta casi la una de la madrugada.

Pero nuestros actores aguantaron todo del tirón sin quejarse (una de ellas estaba enferma) y dieron lo mejor de ellos mismos. Pudieron disfrutar de un catering cojonudo y un tipo que durante el rodaje se puso a soldar hierros en el patio interior haciendo un ruido de la hostia.

Este tipo de cosas son muchas de las contingencias que pueden suceder en un rodaje y tienes que estar preparado. Keep calm and have a plan B.

También nos pasó que un actor se tuvo que afeitar y cortar el pelo para una obra de teatro y tuvimos que esperar a que volviese a estar igual para seguir rodando. Y esa es otra, que cuando llevas más de dos meses rodando a los actores les va creciendo el pelo y te pueden liar el racord. Estad pendiente de ello también, sobre todo si hay alguna escena de flashback. Nosotros aprovechamos el corte de pelo de nuestro actor para grabar todas las escenas de flashback y queda fenomenal. Mejor que si hubiésemos grabado todo del tirón sin cambios en su pelo.

¡Y qué decir de la lluvia! Si ruedas en Euskadi lo más seguro es que acabes cancelando escenas en exterior por la jodida lluvia. Es lo más común y a veces lo más doloroso. Porque muchas veces empieza a llover y cuando llega la hora a la que habríais comenzado la grabación si no lo hubieras cancelado ves que empieza a hacer solecito y te entran ganas de cagarte en la naturaleza.

Y sobre lo que antes comentaba de los edificios públicos o el metro. Nosotros intentamos pedir permiso pero fue imposible, nos pusieron muchísimas trabas y nos dieron a entender como que había que pagar si esto no era para uso privado. Y lo mismo con sacar el Guggenheim o incluso las baldosas de Bilbao, porque se supone que tienen derechos de autor. Todo bastante absurdo porque no vamos a ganar ni un duro con esto, y sería como si te multaran por hacerte una foto con el Puppy y subirla a un blog de viajes.

10350422_10204848857967538_4027215534283909565_n

Y los extras también son importantísimos. Gracias a Carmen, quien hace de madre del protagonista, conseguimos muchos, pero es algo muy difícil. Es normal, a poca gente le gusta que le graben y menos estar en el fondo sin poder hablar. Pero siempre hay gente que se anima, y si se ríen y se lo pasan bien seguro que se animan a volver.

5) POSTPRODUCCIÓN: a mí me encanta editar. Nada más llegar a casa de rodar, saco las tarjetas de memoria y las paso a un disco duro enorme, de varios teras, para después volver a pasar el contenido a otro disco duro de varios teras. La seguridad es lo primero. Y todo muy bien ordenadito por secuencia y fecha de rodaje. He editado muchos cortometrajes y no hay nada que más me guste que encontrar las cosas rápido. Tras esto abro el Premiere y me pongo a editar la escena. Suelo hacer un premontaje, lo subo en oculto a Youtube en baja calidad y lo voy enseñando. Siempre salen cosas que hay que cambiar, porque cuando ves la misma escena veinte veces ya no distingues entre el bien y el mal, y alguien te tiene que decir si hay algo raro.

Lo que he hecho ha sido montar cuatro episodios por proyecto, y cada uno de ellos en una secuencia diferente. Y primero los voy montando el otra secuencia aparte. Guardo a cada cambio que hago, no puedo evitarlo, y el “guardar automático” me ha salvado siempre la vida, porque no sé otros programas, pero el Premiere se me cuelga una media de dos veces al día. Nunca pierdo ningún progreso, pero lo que me jode es tener que esperar media hora a que se carguen todos los ficheros. Porque como ya he dicho, esto no es un cortometraje de diez minutos, sino una webserie de ochenta. Ya tengo más de 300 gigas y en aumento. Voy borrando archivos inútiles, pero aún así es descomunal la de información que le hago leer a mi pobre portátil.

En esta fase, al igual que en la de rodaje, mi consejo es que tengáis mucha paciencia. Bueno, y también decir que es la fase más reconfortante, porque ves lo guay que está quedando todo. Aunque también puede resultar algo frustrante cuando ves que hay fallos de racord, o que tú sales en el reflejo de una ventana. Pero oye, de todo se aprende. Si vas a grabar en una habitación, escanéala como si fueses Terminator buscando posibles reflejos y graba en un ángulo desde el que puedas evitarlo. Y también haz que los actores hagan siempre los mismos gestos y movimientos para solucionar lo del racord. Y para eso es bueno… ensayar antes.

Y luego está la música. De este cometido se encarga Koldo Iglesias, que ya ha puesto música a muchísimos cortometrajes de aquí. Y es que hay que evitar en la medida de lo posible la música comercial. Mola mucho, pero corremos el riesgo de que nos restrinjan nuestro canal de Youtube. Pueden desde hacer que no se pueda reproducir el vídeo en algunos países hasta borrarlo sin dejar rastro. Lo mejor siempre será usar material original, y lo dice alguien que hasta el año pasado hacía eso. En mi canal de Youtube ya tengo algunas “coincidencias con contenido de terceros”, así que me ando con muchísimo ojo. Vosotros también deberíais porque los de Youtube se están poniendo cada vez más duros con este tema.

6) PROMOCIÓN: aun quedan tres meses para el estreno y ya es hora de empezar a darnos a conocer. Lo mejor, sin duda, es hacer trailers. Nosotros ya tenemos dos: Trailer 1; Trailer 2. Aunque en la webserie no vamos a usar música comercial porque nos arriesgaríamos a que nos borrasen los episodios de Youtube, no nos importa tanto hacer eso con los trailers. Y es que la música es bastante importante, tiene que pegarse en tu mente y hacer que quieras ver la webserie. No elegí una canción moderna, sino una bastante viejuna, pero que le iba perfecto. Y así, un día de rodaje en el coche, varios actores estaban tarareando la cancioncita. ¡Ese es el efecto que tiene que provocar!

Ahora mismo estamos planeando un preestreno por todo lo grande, fotos y mini-episodios exclusivos en nuestra página de Facebook, artículos en blogs como en GuionistaEnfurecido.com, hacer camisetas con el logo de Ludisoft, ir por Bilbao con cascos de Darth Vader… e inundar la web con los carteles publicitarios de Esti Legarreta, nuestra diseñadora.

Pero ahora nuestra prioridad es terminar las últimas siete escenas que nos quedan y terminar la postproducción y la música. Seguiremos informando.

Artículo surgido a petición del blog AUDIOVISUAL CON LABEL a Andoni Garrido (co-creador de la webserie)

Anuncios
de comoconocialachicadeubisoft

3 comentarios el “6 CONSEJOS PARA HACER UNA WEBSERIE

  1. Pingback: Enlaces de interés publicados entre el 20/10/2014 al 27/10/2014 | WebseriESpain

  2. Pingback: Enlaces de interés publicados entre el 27/10/2014 al 03/11/2014 | WebseriESpain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s